Y eso que todavía estamos a las puertas del tsunami del internet de las cosas (IoT).

Todos hemos oído hablar de teléfonos inteligentes, de hecho llevamos uno siempre encima.

También es posible que ya tengamos instalada una alarma con tarjeta SIM en casa, o que hayamos escuchado algo sobre robótica, inteligencia artificial o tantas otras nuevas tecnologías que poco a poco nos están conquistando cada día. Sutil pero irremediablemente.

El motor de combustión ha iniciado su decadencia, el eléctrico acabará ganándole la partida.

¿Cómo se controlan los sistemas eléctricos, electrónicos, automáticos, informáticos… a distancia?

Pues con más líneas móviles.

Esto no ha hecho más que empezar.

 

Categorías: emprende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *